Ir al contenido principal
Denuncia director del Frayba violaciones a DH en el caso de los indígenas tseltales de Chiapas; acusa a medios locales y nacionales de censura


Este 11 de mayo, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa entrevistó, en su programa de Radio UNAM "Plaza Pública", a Diego Cadenas, director del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba).

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA (17'30")


El director del centro explicó la delicada situación de los ocho indígenas que están presos en una cárcel de Chiapas. Explica que los ejidatarios de San Sebastián Bachajón, acusados de delincuencia organizada, se han caracterizado por defender el territorio de su zona.

La disputa, dice, es entre el gobierno federal y estatal, y los pobladores del ejido que reivindican su derecho a la administración de sus propios recursos, particularmente en el tema turístico.

En suma, dice Cadenas, los pobladores de San Sebastián Bachajón amenazan el proyecto económico que el gobierno quiere implementar en la región.

Mencionó un dato relevante que explica también porqué el gobierno estatal ha fabricado delitos contra ellos. Seis de los indígenas detenidos tienen entre 6 y 7 meses que se adhirieron a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Sobre el proceso 'jurídico' en contra de los ejidatarios, el director del Frayba relató una larga lista de violaciones a derechos humanos que inicia desde la aprehensión misma, pues los ochos tseltales fueron arbitrariamente detenidos.

Para dar una idea de quiénes son los que acusan a seis de ellos: policías estatales y una organización paramilitar. Datos ya documentados por el Frayba.

Seis ejidatarios estuvieron completamente incomunicados. Los seis denunciaron torturas que incluyeron desde golpes hasta la asfixia con una bolsa de nylon. No contaron con traductor en su idioma y los hicieron firmar declaraciones de las que no sabían el contenido (en todas se les inculpaba).

En todo momento, confirma Cadenas, se negó el acceso a organismos de derechos humanos para conocer el caso a través de la averiguación previa.

Las otras dos personas fueron detenidas en retenes inconstitucionales y tampoco se les ofreció un traductor.

Los ocho detenidos ya fueron consignados al juez, por lo que el Frayba pidió la presencia de todas las autoridades involucradas en el proceso judicial para que explicaran a la defensa los hechos, pero sólo llegó uno de los testigos requeridos.

Por último, Cadenas habló del control mediático que trata de imponer el gobierno de Sabines. La censura sobre el caso no sólo se da en la prensa local, sino también en los diarios nacionales. Pero incluso fue más allá al exponer la irresponsabilidad de la prensa al violar el principio de inocencia publicando fotografías de los indígenas detenidos, como si fueran delincuentes probados. Puso como ejemplo al diario La Jornada.

Material de difusión

Comentarios

  1. [Si, estoy por toda la red!!!
    recuerdas que me gusta tejer :)]

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

El debate fomenta, el balance es la clave.